Torneo Otoño Invernal 2020-2021 dedicado a José Manuel Fernández García

SANTO DOMINGO, RD.- El estadio Quisqueya resultó un paraíso para los Tigres del Licey ganar su cuarta Serie del Caribe contando con un gran bateo y defensa de Damasito García y Rafael Landestoy, junto a los refuerzos que dieron la talla en la justa celebrada en 1980.

La tropa azul, que fue estructurada por el gran estratega y exitoso Monchín Pichardo, alcanzó su primera corona de la Pequeña Serie Mundial en su país.

La fanaticada dominicana disfrutó por todo lo alto el triunfo del combinado azul, que se ha adueñado del clásico de febrero. Entre sus jugadores estuvieron Damasito García, Rafael Landestoy y los estadounidenses Leo Durham, Rudy Law y Mickey Hatcher.

La tropa azul dirigida por Del Crandall logró la cuarta corona para el combinado. Triunfaron en 1971, 1973 y 1977, con el destacado dirigente Pichardo, como presidente de la delegación dominicana.

La Serie del Caribe regresó a Santo Domingo en la celebración de los 10 años de la segunda etapa del clásico caribeño y el Licey tuvo la responsabilidad de representar al país. Con el Licey estuvieron Mike Scioscia y Jerome Dybzinski, dos grandes jugadores defensivos. También llevaron a los lanzadores Gerry Hannahs y Dennis Lewallyn.

De las Águilas estuvieron reforzando con Tony Peña y Miguel Diloné. También reforzaron Joaquín Andújar, Pedro Guerrero, Mario Soto y Silvio Martínez, de los Leones del Escogido.

En ese mismo año hubo dos figuras conocidas por la afición dominicana dirigiendo equipos contrarios. Estos fueron el dominicano Felipe Rojas Alou, comandando a Venezuela, y Art Howe, a los Vaqueros de Bayamón. La República Dominicana ganó sus primeros cuatro juegos, siendo esos triunfos más que suficientes para darle la corona de campeones en un año en el que el Licey había ganado 40 partidos contra 19 derrotas en la temporada de pelota otoño-invernal.

El equipo arrancó con fuerza en el primer partido venciendo a México 6-0 con un magistral pitcheo de Hannahs, quien tiró el juego completo y amarró los bates de Hermosillo. En la ofensiva, Durham fue el más destacado, disparando cuadrangular en uno de 11 hits conectados por la escuadra dominicana.

En el segundo partido, el Licey superó 3-1 a Venezuela en un trabajo de pitcheo combinado entre Andújar y Soto. Para la tercera jornada, el juego tuvo que ver con puro dominio de los lanzadores de ambas escuadras. El estadounidense  Lewallyn lanzó 10 entradas en blanco en un partido en el que la República Dominicana venció 1-0 a los Vaqueros de Bayamón, el seleccionado de Puerto Rico.

En casi 28 entradas el pitcheo del Licey solo había tolerado una anotación, la permitida en el segundo partido ante Venezuela.

El cuarto triunfo fue contra México, esta vez 11-3, con un pitcheo combinado de Bill Swiacki, Chuck Fore, Víctor Cruz y Ángel Torres.

El equipo dominicano perdió el quinto y sexto partido, contra Venezuela y Puerto Rico, pero los cuatro triunfos seguidos para comenzar la serie fueron más que suficientes para asegurar la corona azul.

El Licey logró siete integrantes en el Todos Estrellas: Crandall (Manager), Durham (1B), García (2B), Jerome Dybzinski (SS), Teodoro Martínez (3B), Rudy Law (CF) y Lewallyn (pitcher zurdo).