Torneo Otoño Invernal 2020-2021 dedicado a José Manuel Fernández García

En búsqueda de reforzar su bullpen, los Bravos de Atlanta promovieron al derecho Mauricio Cabrera al roster de las mayores el lunes, lanzó una entrada de relevo sin anotaciones contra los Indios de Cleveland al terminar la noche para ser el dominicano 666 y el 150 del Licey en debutar en las Grandes Ligas.

Cabrera es nativo de Las Matas de Farfán y pertenece a la organización de los Tigres del Licey desde el Sorteo de Reclutamiento de Novatos de la Liga Dominicana de Beisbol del 2013.

Una de las armas más rápidas de béisbol de ligas menores ya está en las mayores. Los Bravos de Atlanta llamaron al lanzallamas Mauricio Cabrera, dueño de una recta de más cien millas por hora, para añadir más jóvenes al club y fortalecer su bullpen.

En un movimiento, los Bravos designaron al veterano Alexi Ogando para asignación. Fue bajado, ya que su producción se redujo en junio cuando tuvo efectividad de 6.52 y 6.13 en 12 salidas, registrando una tasa de bases por bolas más alta que la de ponches.

Cabrera, de 22 años, ha sido un producto muy conocido en el sistema de fincas de los Bravos, incluso antes de reconstruir la franquicia, mientras excitaba a los scouts con su brazo eléctrico y con algunas preocupaciones con sus problemas de comando.

Una vez considerado uno de los mejores prospectos de pitcheo del equipo, hizo la transición a un rol de relevo a tiempo completo en 2014. Su porcentaje de ponches alcanzó los dos dígitos en la liga de novatos y la temporada pasada en la Doble-A en Mississippi, pero un extremado radio de bases por bolas causó su elevada efectividad de 5,71 durante 17 1/3 entradas lanzadas. Problemas similares le afectaron en la Liga de Otoño de Arizona.

Mostró una mayor coherencia en su segunda temporada en Mississippi, cuando su promedio de fildeo fue de 3,41 siendo el mejor de su carrera, y aunque el comando sigue siendo su preocupación número uno, el podrá seguir desarrollando sus pitcheos rompientes y el cambio.

En un partido, el dominicano de seis pies y tres pulgadas, en las ligas menores alcanzó un lanzamiento a 103 millas por hora, durante esta temporada.

Cabrera, es ahora el jugador número 150 del Licey en debutar en las Grandes Ligas y el segundo en hacerlo con uniforme de los Bravos de Atlanta, de un total de 25 dominicanos que han llegado a la gran carpa con el quipo del estado de Georgia.

Juan Jaime, el 20 de junio del 2014, fue el primer jugador del Licey en debutar con uniforme de los Bravos

De los seis jugadores que han debutado este año, tres son del Licey, uno de los Toros, Gigantes y Toros.