Torneo Otoño Invernal 2020-2021 dedicado a José Manuel Fernández García

Para el jardinero dominicano Mel Rojas junior, el paso por la Liga Dominicana de Beisbol (LIDOM) ha sido el escalafón primordial que le ha permitido llevar su juego a diferentes países en un 2017 como lo fue el titulo de campeonato con los Tigres del Licey, jugar en el Clásico Mundial de Béisbol y, finalmente, llegar a la liga coreana.

“Me siento muy agradecido con el Licey; me adquirieron desde las Estrellas Orientales y me brindaron la oportunidad de jugar todos los días. Debo decir que ahí esta clave para madurar”, reconoció el outfielder.

Admitió que la liga dominicana “me ha ayudado bastante y te aseguro que a muchos otros peloteros”, expresó a este portal el jardinero de los KT Wiz.

Rojas llegó al continente asiático luego de permanecer siete años en los circuitos minoritarios del béisbol de las Grandes Ligas en donde perteneció a los equipos Piratas de Pittsburgh y Bravos de Atlanta.

En su ínterin por la MILB, el jardinero de 27 años acumuló un promedio de .258, 26 cuadrangulares, 325 empujadas y .325 en porcentaje de embasarse.

“No ha sido fácil el proceso de adaptación, nueva cultura, horarios diferentes y caras nuevas en cuanto al picheo. Gracias a Dios ya voy haciendo los ajustes en todo en sentido de la palabra”, manifestó Rojas Jr.

En su paso por el béisbol dominicano, el nativo de Santo Domingo viene de un año en el que bateo .300 puntos con dos cuadrangulares y siete remolcadas en la serie final que vio a Tigres del Licey obtener la corona 22 frente a las Águilas Cibaeñas.