Torneo Otoño Invernal 2020-2021 dedicado a José Manuel Fernández García

La Liga de Béisbol Profesional de la República Dominicana, Inc. (Lidom), como todo el pueblo dominicano y sus instituciones, ha venido dando prioridad y respetando la necesidad de información e interacción de toda nuestra sociedad sobre aspectos que tocan directamente a la prevención y control de esta calamidad de alcance global que ha afectado las actividades y la vida de todos.

Lidom lamenta el dolor, el pesar y las dificultades de distinta naturaleza que hemos experimentado, desde la pérdida o enfermedad de un ser querido, hasta la imposibilidad de acceder eficientemente a la satisfacción de necesidades básicas.

No obstante haber respetado el foro social, Lidom ha seguido trabajando desde el retorno de la exitosa Serie del Caribe, primero en el montaje del histórico juego de exhibición de MLB, luego en la elaboración de un novedoso calendario que en principio adelantaría nuestro torneo, y algunas modificaciones reglamentarias, así como en la implementación de nuestra Liga de Verano y en el proyecto de modernización de nuestros estadios.

Las circunstancias lamentables de todos conocidas han obligado a la Junta de Directores de Lidom y a sus colaboradores a reorientar su agenda y dejar sobre la mesa (sin desistirlos) algunos de esos proyectos, y abocarse a la toma de decisiones que directamente se relacionen con asegurar a los dominicanos, o lo que es lo mismo, a la fanaticada del béisbol, la celebración de nuestro acostumbrado torneo otoño-invernal, esta vez en su versión 2020-2021, dedicado a Don Manuel Fernández García, figura emblemática de nuestro béisbol y de la sociedad dominicana en sentido general, habiéndose desempeñado durante toda su vida como directivo del equipo Tigres del Licey, siendo su tesorero por más de 30 años, hasta que pasó a ocupar la Presidencia en el año 1995.

La Junta de Directores es consciente de que dependiendo de la evolución de la causa de fuerza mayor que nos afecta, el próximo torneo experimentará mayores o menores variaciones con relación a lo que ha sido históricamente el evento.

Como primera media Lidom ha mantenido todos sus departamentos y comités operativos, así como su Junta de Directores, laborando constantemente de manera virtual, y ha estado tomando decisiones que son impostergables independientemente de cualquier variación en el torneo, como son: la adquisición de las pelotas de juego y práctica para la temporada.

De igual forma, la Junta de Directores ha fijado la primera semana de mayo como fecha de una primera evaluación del escenario imperante a nivel nacional y global, y para la ponderación, de acuerdo con dichas circunstancias, de algunas propuestas que han sido puestas sobre la mesa para fines de discusión.

La presidencia de Lidom y su Junta de Directores ha estado trabajando de manera cercana con los principales patrocinadores y auspiciadores del torneo para de igual forma ir midiendo de manera gradual los escenarios con miras al próximo torneo.

Algunas medidas que procuran agilizar la duración de los partidos, sea cual fuere la modalidad del evento, y que ya han sido aprobadas a lo interno de Lidom, son las siguientes:

a) Limitar a 5 por equipo por cada 9 entradas las visitas al montículo, sin cambiar el lanzador. Por cada entrada extra, cada equipo tendrá derecho a 1 visita adicional sin cambiar el lanzador.

b) Todos los lanzadores, sean abridores o relevistas, deben lanzarle a un mínimo de 3 bateadores, o acabar la entrada para poder ser relevados por otro compañero. Se exceptúan de esta regla aquellos lanzadores llamados desde el bullpen que logren el tercer out de una entrada, los cuales no estarán obligados a abrir la siguiente entrada. De igual modo cuando un lanzador, por lesión o por enfermedad, no pueda lanzarle al mínimo de rivales o terminar el inning.

Otras medidas tendentes a la agilización de los juegos estarían siendo ponderadas en las sesiones de la primera semana de mayo a la vista del escenario imperante a ese momento.

Lidom ha iniciado gestiones con el Sindicato de Árbitros de las Ligas Menores (AMLU) para medir la posibilidad de su participación si en las próximas sesiones esa fuere la decisión mayoritaria en el seno de la Liga.

En relación con las negociaciones con la Federación de Peloteros, los representantes legales de ambas partes acordaron recesar las conversaciones hasta el martes 4 de mayo. Podemos adelantarles que la casi totalidad de los puntos de un posible nuevo acuerdo han sido consensuados, y las partes están en la mejor disposición de discutir los escasos puntos abiertos en el mayor espíritu de colaboración. Aunque, a juicio de Lidom, muy probablemente las circunstancias determinen algunas medidas transitorias que deberán ser discutidas entre ambas partes dependiendo de las circunstancias.

En relación con la Confederación de Béisbol Profesional del Caribe (CBPC), hasta ahora el escenario sigue siendo la celebración de la Serie del Caribe 2021 en Mazatlán, México. En el curso de la semana se producirá una reunión del Comisionado del Caribe con los presidentes de Ligas para analizar el evento a la luz de las circunstancias.

Lidom quiere reiterar su agradecimiento a los editores y hombres y mujeres de la prensa deportiva, quienes con mucho esfuerzo, disposición y creatividad, y a pesar de las limitaciones, han mantenido vivo nuestro béisbol en el ánimo nacional.

Biografía de José Manuel Fernández García, expresidente de Tigres del Licey

Don José Manuel Fernandez García nace en Asturias, España el 23 de octubre de 1926. A los 18 años de edad, llega a Santo Domingo para trabajar en la ferretería de la familia fundada por su padre en 1905. Un deportista innato, de inmediato se inscribe en el equipo de fútbol Iberia, donde sería el portero y capitán durante más de una década. Estudió contabilidad en el Instituto Rivas. Se hace socio del Club Atlético Licey en el 1950 y pasa a formar parte de la directiva unos años más tarde. Fungió como tesorero del club por más de 30 años hasta el 1995 cuando pasó a ocupar la Presidencia, funciones que alternaba con la dirección de su fábrica de pinturas, Acabados y Pinturas/Sherwin Williams, la cual fundó en el 1979. Durante su trayectoria como tesorero de Licey se obtuvieron 13 Campeonatos Nacionales y 7 Series del Caribe.

Empresario próspero, condecorado con la Orden de Duarte, Sánchez y Mella, en el 2009, casado con Mercedes Elmúdesi Porcella, actual presidente de la Rama Femenina del Licey, con la cual procreó a Lourdes, José Antonio y Miguel Angel, quien siguió sus pasos como Directivo y presidente del Club, convirtiéndose en la primera pareja padre-hijo en presidir el Club Atlético Licey.

Fallecido en la paz de su hogar, en agosto de 2019, a los casi 93 años de edad, luego de una vida plena. Siempre será recordado con mucho cariño, como el Caballero Azul, dada su gran nobleza, integridad, honestidad, personalidad jocosa y afable, así como por el trato que dispensaba por igual a todos quienes lo conocían, sirviéndole esto para desarrollar las excelentes relaciones internacionales por las que era conocido en el mundo deportivo y empresarial. Exhibió siempre magníficas relaciones humanas y fue un gran conciliador que dejó grandes aportes al béisbol dominicano.

Su pasión por el béisbol y su andar histórico por nuestra liga siempre estará presente en la mente y en los corazones de todos.