Torneo Otoño Invernal 2020-2021 dedicado a José Manuel Fernández García

Con una inefectiva defensa amarilla, los Tigres del Licey se impusieron 2-1 a las Águilas Cibaeñas, en la continuación del torneo de béisbol otoño invernal dedicado a Vladimir Guerrero, celebrado en el estadio Quisqueya Juan Marichal.

La batería azul que capitalizó los dos errores contrarios, propinó la sexta derrota consecutiva al conjunto amarillo. Con esta victoria, los Tigres (26-21) se mantienen en el segundo puesto de la tabla de posiciones. Mientras, que las Águilas (20-27), se alejan a tres juegos del importantísimo cuarto lugar clasificatorio, cuando solo restan tres encuentros.

Con una buena asistencia en el estadio Quisqueya Juan Marichal, los azules demostraron su gran dominio contra las Águilas, al finalizar la serie particular entre ambos, 8-2.

Ganó el abridor Esmil Rogers (2-4), quien lanzó cinco entradas de una carrera, permitió tres imparables, otorgó una transferencia y abanicó a dos. Cargó con el revés, el zurdo Wandy Rodríguez (0-2), quien laboró durante una entrada y dos tercios de una carrera, concedió dos indiscutibles y ponchó a uno.  El cerrador Jairo Asencio se acreditó su rescate número 14.

La primera carrera de los azules llegó en el segundo episodio producto de un error del derecho Ranfi Casimiro, tras un rodado de Sergio Alcántara.

En la quinta entrada, Danny Santana  abrió con un triple, que luego anotó gracias a un imparable de Juan Lagares por el jardín izquierdo.

En el cierre de ese episodio, y luego de un out, Erick Aybar conectó un indiscutible por el prado central, que posteriormente, anotó gracias a un imparable de Hanley Ramírez combinado con error del jardinero central Danny Santana.

Por las Águilas, que conectaron cinco imparables, Juan Lagares bateó de 3-2 y una remolcada; Diego Goris se fue de 4-2 y Danny Santana, de 4-1, una anotada y un doble.

Por los Tigres, que dispararon cinco hits, Hanley Ramírez, de 4-2; Erick Aybar bateó de 4-1 y una anotada, Luis Barrera se fue de 3-1 y una anotada y Pablo Reyes, de 3-1 y recibió una transferencia.