Torneo Otoño Invernal 2020-2021 dedicado a José Manuel Fernández García

SANTO DOMINGO (Licey.com).- La razón por la que Erick Aybar tardó en unirse a su equipo Tigres del Licey fue una lesión que sufrió en México y estaba sometido a terapia en Baní.

De acuerdo el ganador en 2011 del Guante de Oro como torpedero de la Liga Americana en el béisbol estadounidense, sufrió la rotura del “tendón del Squash” de una pierna durante su participación con Acereros del Norte, equipo de Monclova que resultó campeón en 2019 de la Liga Mexicana de verano.

“Estamos aquí nuevamente, ya que no pude entrar temprano, porque pasaron varias lesiones, pero ya gracias a Dios estamos en salud”, expresó el ex “menor” en entrevista con Juan Nova Jr, antes de debutar el viernes por la noche como segunda base y segundo al bate en el enfrentamiento con las Águilas Cibaeñas.

“Cuando estaba en México, en una pierna se me rompió el tendón del Squash… y uno tiene que tomar su tiempo para recuperarse y eso era lo que estaba haciendo en Baní, todos los días yendo a coger terapia y ya estamos ready”, se explicó.

Indicó que la meta con el Licey es ganar, que el equipo está en unión y cuando se está así, todo se puede y que seguirán adelante, dando el 100 por ciento.

Indicó que pretende estar todo lo que resta de torneo con los azules, porque ya está en salud y pidió a la fanaticada seguir respaldando al conjunto.

En la tanda de su debut, Aybar se fue de 3-0 con una base por bolas en la derrota 9-3 de los Tigres, la que fue su cuarta seguida para poner su marca en 7-7 en el round robin que sirve de semifinal. Mantiene la segunda posición, pero ahora a un juego de las Águilas (6-8), cuando restan cuatro partidos.