Torneo Otoño Invernal 2020-2021 dedicado a José Manuel Fernández García

Al filo del mediodía de este domingo 29 de julio, día de los padres en la República Dominicana, Vladimir Guerrero dará el último paso hacia la inmortalidad cuando entre al pabellón de los inmortales del béisbol en la ciudad de Cooperstown.

El nativo de Don Gregorio, de poco hablar, pero siempre creando el más alto sonido con su bate y forma férrea de representar a todos los dominicanos en los mejores diamantes del mundo, tomará el podio y como todo un grande hablará con millones de almas beisboleras escuchando.

El pueblo dominicano pudo disfrutar del talento de este inmortal, en diversas ocasiones paseo sus grandes aptitudes por los parques de pelota en la República Dominicana en la Liga de Béisbol Profesional de la República Dominicana.

Desde el 1995 cuando representó por primera vez a las Estrellas Orientales, Vladimir de manera breve presentó sus grandes habilidades, no fue hasta 2001 cuando en 15 partidos en el popular Round Robin de Lidom bateo para .339 dejando llevando a las Estrellas Orientales a luchar por la clasificación a la Serie Final.

“La Tormenta de Don Gregorio “regresaría a Lidom en 2004 y en 2012 con los Tigres del Licey para el deleite de toda la fanaticada dominicana.

Este domingo cuando se suba el telón de un nuevo ceremonial de Cooperstown, todo dominicano tendrá presente el hecho de que pudo ver en vivo a un nuevo inmortal dominicano, un ciudadano que a través de los años ha puesto la bandera en lo más alto, un dominicano que, sin muchas palabras, con sus acciones ha generado orgullo en los corazones de sus compatriotas.