Torneo Otoño Invernal 2020-2021 dedicado a José Manuel Fernández García

SANTO DOMINGO, RD.- Un buen enfoque a la hora de hacer el swing es lo que ha dado buenos resultados a Hanley Ramírez a la hora de pararse en el plato a batear.

“Vamos pensando en la secuencia del pitcheo, en el enfoque. Cuando sabes lo que los pitchers quieren hacer se te hace más fácil el juego”, dijo Ramírez luego del triunfo 6-1 el martes por la noche frente a los Toros del Este.

De esta manera, el conjunto azul rompió una racha de 14 derrotas frente a ese equipo en los partidos celebrados en la serie regular.

“Son cosas que pasan en el béisbol. Ni contra los Toros ni contra ningún otro rival nunca bajamos la cabeza ni nada negativo nos pasa por la mente”, añadió el veterano quien se fue de 2-2 con un doble, dos anotadas, una remolcada, una base robada y una base por bolas.

“He tenido un mejor balance bateando gracias a que he trabajo en fortalecer tanto los hombros, como el tronco y la parte baja del cuerpo”, explicó.

PRIMERA VEZ.- Para ser la primera vez que Austin Bibens-Dirkx y Andrew Knizner formaban batería de pitcher y catcher, el resultado no pudo haber sido mejor para los Tigres del Licey.

Bibens-Dirkx lanzó cinco entradas de tres hits y una carrera y Knizner, además de llevar el pitcheo, bateó dos hits, incluyendo un doble, con dos remolcadas y una anotada en la victoria sobre los Toros.

“Nos enfocamos en hacer lanzamientos de calidad”, dijo el veterano Bibens-Dirkx, quien se anotó su segunda victoria con el uniforme de los azules el cual vistió también en la campaña anterior.

“Conocíamos de la mala racha contra los Toros, así que el plan fue mezclar los pitcheos, no permitir tantas carreras”, agregó Knizner, quien ha estado aportando tanto en la defensa detrás del plato como con unos oportunos hits productores de carrera.