Torneo Otoño Invernal 2020-2021 dedicado a José Manuel Fernández García

SANTO DOMINGO, RD.- Entre los galardones obtenidos por Manuel -Manny- Mota en la Serie del Caribe se incluyen los de Jugador Más Valioso, Mejor Manager y Líder de Bateo, además de haber sido miembro del equipo Todos Estrellas.

Sin embargo, nada de ello lo envilece y simplemente se considera una persona bendecida por Dios. “Nada de eso hubiera sucedido de no contar con la bendición de Dios”, dijo Manny Mota. 

Agrega que otro aspecto clave para la conquista de los galardones que obtuvo fue la calidad de los jugadores que en aquella ocasión formaron parte de la representación de República Dominicana, ostentada por los Tigres de Licey. 

Mota se refiere específicamente a la edición de la Serie del Caribe de 1971, en el estadio Hiram Bithorn de San Juan, Puerto Rico, en la que prácticamente acaparó todos los honores: Jugador y Manager de la Serie, Líder de Bateo, con promedio de .579, además de ser seleccionado como el jardinero del equipo Todos Estrellas.

“Te insisto en que todo ello fue producto del esfuerzo en conjunto de un grupo de peloteros con gran sentido de la responsabilidad, muy profesionales”, dijo. Recuerda que el propósito siempre fue el de ganar la corona para los Tigres del Licey y la República Dominicana “y eso era lo único que nos interesaba”, agregó.

Y así sucedió, República Dominicana se adjudicó el título de campeón, su primero en la Serie del Caribe. Mota dio crédito al trabajo de Ernesto -Monchín- Pichardo, presidente del Licey, en la estructuración del equipo. “Pero también al respaldo que nos ofreció la comunidad dominicana radicada en Puerto Rico”, sostuvo. 

Mota inicia su participación en el clásico caribeño celebrado en Caracas, Venezuela, en 1970, en el que además de jugador debió asumir la responsabilidad de manager, debido a que el titular, Billy Muffet, fue golpeado en la cabeza por una pelota y tuvo que abandonar el conjunto.

En esta ocasión, Manny fue el líder de carreras anotadas, con seis. Otras ediciones de la serie en la que participó Manny Mota fueron las de 1973, 1974 y 1977, con los Tigres del Licey y en la de 1976, con las Águilas Cibaeñas, en calidad de refuerzo. 

“He sido un afortunado. Fui dos veces campeón de bateo, incluida una ocasión en que el galardón fue compartido con Jesús Rojas Alou”, agrega. 

Hazañas de Mota en la Serie del Caribe 

Líder en carreras anotadas (1970), con seis, en Caracas, Venezuela. Campeón bate en 1971, con promedio de .579 y Jugador Más Valioso de la serie. 

Además, Líder de Bateo en el año 1973, con promedio de .500, empatado con su compatriota Jesús Rojas Alou. 

Uno de sus momentos más emocionantes se registró en la Serie del Caribe de 1971, cuando República Dominicana ganaba 1-0 ante Puerto Rico y Chichí Olivo abanicó a tres bateadores, incluido a Reggie Jackson y Tany Pérez, para ganar el partido.